viernes, 17 de septiembre de 2010

Galletas de Hierro


¿Qué son las galletas de hierro? 
Son un recuerdo, de tardes de cocina, de abuela amasando, de olor a vainilla y el sabor especial de la masa cruda.
Son una realidad, de los golpes duros que puede dar la vida (coloquialmente galleta de hierro es un buen tortazo) seres queridos que se van, problemas de trabajo, arrepentimientos, crisis...
Son el futuro de unos ojos que te miran cada mañana y te gritan tienes que seguir, de ideas que se agolpan en la cabeza y que tienen que salir y de una felicidad, no, FELICIDAD, que pese a todo tienes dentro de tu cuerpo porque estás donde quieres y con quien quieres cuando quieres.

Las galletas de hierro es una receta de felicidad, en la que hay que ir juntando los ingredientes (sin olvidar el secreto de la abuela), amasarlo bien, esperar a que crezca y ponerlo al fuego unos minutos para sacar las galletas una a una, nada de hornadas numerosas; porque hay que ir paso a paso, para que la cocina huela a vainilla y volver a comer una buena galleta de hierro.  



16 comentarios:

Tremandur dijo...

María, no te olvides que también son tardes de café, estudio, masajes y risas... todo gracias a la abuela.
Tardes de carrera.

Un beso :)

Amaya dijo...

Me alegro de tu felicidad, comparto contigo algunos de esos recuerdos y te animo para que sigas adelante, creciendo y compartiendo ese olor a vainilla.
Un abrazo ;)

María dijo...

Muchas gracias a los dos me habéis emocionado, desde luego que sois parte de esos recuerdos y de otros que nos quedan por construir aunque estemos un poquito lejos. Besos.

Tremandur dijo...

La foto está genial :)

Y ahora, fuera ñoñerías :P

Ánimo y a ver qué fotos vemos y qué leemos

Besos.

Richard Morla dijo...

Ánimo con ese blog!

vena dijo...

Lo único malo de este Blog, es que la Tecnología no evolucionase lo suficiente, como para que pudiéramos sentir el olor a vainilla que salia de la cocina de la abuela Paca y el incomparable sabor de sus galletas, mientras disfrutamos de Tus publicaciones.
Gracias y enhorabuena Mi Vida.

sara dijo...

Son muy bonitas palabras y recuerdos, seguro que leeremos muchas más como estás, muchos ánimos y jamás olvides estos recuerdos. Un besote y adelante con el blog!!!

María dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios espero estar a la altura. Besos

Piedad dijo...

Maravilloso blog. Me encanta la foto, es un buen homenaje a tu abuela Paca, a ella le encantaría ver esa bonita foto de sus galletas siendo el motivo central de un blog, aunque no supiera muy bien qué era eso, ella estaba siempre abierta a todo lo nuevo. Y es verdad, qué pena que la tecnología aún no pueda transmitir el olor a vainilla en las escaleras de su casa, pero con tu buen hacer seguro que suples esa carencia. Mil besos

Galleta dijo...

Debemos hacer que el olor a vainilla aparezca de nuevo!

mari cruz dijo...

Gracias, gracias y mil veces gracias María por este blog que me traen tan buenos y agradables recuerdos, a mi me huele a vainilla con el crujido de la madera a mis pies mientras tu abuela me enseñaba como se hacian las galletas y tu abuelo hacia funcionar su impresora, es una mezcla de olores y sonidos tan y tan agradables que no puedo por menos que sentir una mezcla de alegria y añoranza provocando un remolino en mi estomago, otra vez mil gracias y no pares mi niña besos.

J. Antonio. dijo...

Hola, me alegrado de ver esta pagina, porque me a recordado a mi infancia. Pero ahora no tengo los hierros verdaderos para hacer las galletas, tengo unos que encontre en belgica.
Me preguntaba si me podriais facilitar algun sitio donde comprarlos

Galleta dijo...

Hola J. Antonio!
Me alegra que conozcas las galletas, ¿eres de esta zona? es que no se si hacen en más sitios.
Yo tengo los hierros antiguos de mi abuela, pero los que más usamos son unos comprados en una ferretería de León que son como otros antiguos, pesan menos y van muy bien, puedo preguntar el nombre de la ferretería si quieres. También he heredado unos de Bélgica pero aún no los he usado.
Desde que murió mi abuela no las he vuelto a hacer, pero en breve me pondré a ello y haré una entrada en el blog. Si necesitas algo ya sabes donde encontrarme. Un saludo.

J. Antonio dijo...

Si, soy de Sahagún, pero ahora vivo en El Escorial. Si no fuera mucha molestia me gustaria saber el nombre de la fereteria.Con los hierros de Bélgica salen mas gruesas. Yo las hago a menudo, pero como ya te he dicho salen mas gordas. Espero con entusiasmo ese blog.
Gracias.

anix dijo...

Hola María:
Navegando por la red he descubierto tu blog, me parece genial, ENHORABUENA.
Me alegra mucho tu felicidad y la comparto porque a pesar de tener cosas duras en mi vida (mi madre no se encuentra demasiado bien) me siento muy feliz cada vez que me sonríe mi niño y hace reír a mi madre

Victor dijo...

Hola paisana. Me ha gustado mucho esta entrada. Nunca habia visto la elaboración de estas galletas desde este punto de vista... pero tienes toda la razón. Esas largas tardes facundinas en la cocina de mi abuela Gundis y yo como catador oficial para ver si las galletas salian buenas... :P

Ahora he traido esta maravillosa receta a Alicante y estoy contagiando con su sabor a todo el que lo prueban (además de muchas peticiones de recetas o hierros)

Seguidores